Curso de nutrición clínica y deportiva vegana
Pinterest
Instagram
Sígueme en Twitter
Sígueme en Facebook
Videos en YouTube
  • Últimas recetas
  • proteínas
  • Cereales Integrales
  • Verdura Verde
  • Verduras Dulces
  • algas
  • Frutos secos y semillas
  • Postres
  • Sopas y Cremas
  • Tapas y Picoteo
  • Take Away
  • Bocadillos
  • Platos combinados
Curso de especialización Nutrición Vegana
Nutricionistas especializados en Nutrición Vegana Clínica
Recetas de Mireia Gimeno

Crema de limón caramelizada con frutos rojos

si te gusta esta receta compártela con tus amigos :)
Ingredientes para 2 personas:
  • 3 vasos de leche de arroz
  • ralladura de 2 limones
  • 2 cucharadas de miel de arroz
  • un pellizco de cúrcuma (opcional, para darle color)
  • 1/3 de vaso de maicena o harina de arroz
  • frutos rojos (grosellas, moras, frambuesas, fresas...)
  • 4 rodajas de limón (para decorar)
Preparación:
  • Mezclar en un cazo la ralladura de los 2 limones, la leche de arroz, la miel de arroz, la cúrcuma y la canela, llevar a ebullición y bajar a fuego medio. Añadir la maicena o harina de arroz y remover bien, cocer durante 5 minutos más. Triturar bien con un miniprimer para evitar que quede algún grumo.
  • En un recipiente individual apto para horno, colocar los frutos rojos, después la crema con la ralladura, la rodaja de limón y una cucharadita de miel de arroz para caramelizar.
  • Gratinar en el horno durante 10 minutos más o menos. Dejar enfríar, guardar en la nevera y servir fresquito.
siguiente receta
Suplementos
Vitamina B-12
Las personas veganas nos encontramos dentro de un grupo de riesgo de deficiencia de esta vitamina, al igual que las personas ovo-lácteo-vegetarianas, personas no-vegetarianas mayores de 50 años o las que consumen antiácidos. También hay casos de no-vegetarianos que no cumplen estas condiciones y también tienen deficiencias. Esta vitamina se encuentra en unas bacterias en la tierra, y el animal al comer de la tierra produce esa B-12, por lo que al comer el cuerpo del animal se obtiene esta vitamina. Hoy en día muy poca gente puede permitirse comprar carne de pasto, por lo que se le añade el suplemento al pienso del animal, por lo que la mayor producción de suplementos de esta vitamina es para este fin. Nuestro intestino es capaz de producir una pequeña cantidad, pero no la cantidad suficiente que necesitamos. Las reservas en el hígado pueden durar años o meses dependiendo la persona y el análisis de B12 por si solo no nos dice el valor real, ya que puede estar enmascarado por la B12 análoga presente en las algas o moluscos en caso de comerlos, por eso se ha de mirar también la homocisteína, o idealmente el ácido metilmalónico (MMA).
No llevan B12 el miso, ni las algas, ni la levadura de cerveza, ni el tempeh, ni las semillas y frutos secos remojados.
Vitamina D
Hay un déficit generalizado de esta vitamina en la población, ya sea vegetariana o no.
Esta vitamina cumple diferentes funciones, además de la absorción del calcio, también está relacionada con la salud cardiovascular, neuromuscular, dolor crónico, inflamación, sistema inmune y cáncer.
Os recomiendo encarecidamente que leais este impresionante artículo sobre la vitamina D con más de 350 referencias científicas. También os recomiendo ir visitando su foro porque se aprende mucho :)
Yo tomo vitashine-D3 porque se extrae de unos hongos que crecen en las algas, 1000UI/al día (aunque a veces me olvido). Es liposoluble y se absorbe mejor si se acompaña de grasa: aceite de oliva, frutos secos, semillas, aguacate..
Máster universitario en nutrición clínica y ciencia avanzada de los alimentos, extensión universitaria en nutrición infantil, cursando grado en Nutrición Humana y Dietética y en constante formación continua en ICNS (Formación Avanzada en Ciencias de Nutrición y Salud)
Post sobre Alfonso Bordallo

Licencia de Creative Commons
Artículos, recetas y fotografías por Mireia Gimeno Pellicer con licencia bajo Creative Commons.
Si alguien desea reproducir algún contenido de esta web, bien sean artículos, recetas o fotografías, por favor indicar la fuente bien visible y no recortar la marca que hay en las fotografías. O bien contactar por email para proponer una posible colaboración.